Torreón Árabe (Hisn Gaviar)

Torreón Árabe (Hisn Gaviar)

    El monumento más emblemático del municipio es el Torreón Árabe; del s. XIV, declarado monumento nacional en 1.922.

    Conquistado por el Gran Capitán el 26 de abril de 1491, capturando a 30 cautivos.

    El Rey Fernando el Católico mandó derribarlo, lo cual no llegó a realizarse.

    Es singular por presentar unas yeserías atípicas en construcciones defensivas de este tipo y por su excelente estado de conservación. Desde su parte más alta hay unas impresionantes vistas de la Vega granadina.

    De planta rectangular y 15 m. de altura, actualmente se conservan 3 plantas de complejo trazado e irregular distribución:

    • Planta baja, sin comunicación con las restantes y con entrada independiente desde el exterior; la forman dos naves con bóveda apuntada la primera, escarzana la segunda, de arista en la zona central que las une, muy toscas todas; sin más huecos que el de entrada.
    • Planta primera con acceso desde la casa que tiene adosada por el extremo E, de disposición similar a la inferior, pero con espacios mucho más amplios a costa de los gruesos de los muros; tres medios cañones, el central-transversal más alto, lo que origina los obligados lunetos en el encuentro; al fondo de la nave de acceso, la escalera, abovedada, con desarrollo transversal, de ancho más que generoso y por tanto inusual.
    • Planta segunda con una sola estancia, ventana mirando al N; techo de recias vigas de madera apoyadas en zapatas igualmente recias, viguetas transversales y tablazón; segundo tramo de escalera, similar al inferior, a través del cual se accede a la azotea que hoy corona la edificación. Antes podríamos haber subido al menos una planta más, pues la Torre perdió al menos una planta y dos bóvedas, a principios del s. XVI, por orden de Doña Juana de Castilla (apodada “La Loca”).

    Las yeserías de la torre y azulejos nos demuestran una gran riqueza decorativa.

    Donde originariamente existía una ventana, en el Siglo XVI se convirtió en un balcón hacia la plaza, colocándole la rejería en esa época.

    Adosada al Torreón se encuentra una interesante casa señorial, del Siglo XVII-XVIII.